TELÉFONO DE CONTRATACIÓN +34 717 717 587 HORARIO DE ATENCIÓN TELEFÓNICA De 9:00 a 13:00h y de 17:00 a 21:00h

Conservación de un único apellido al obtener la nacionalidad española

La legislación española señala que los nombres y apellidos de extranjeros se rigen por su ley personal, es decir, por la ley del país del cual ostentan la nacionalidad. Por lo tanto, un extranjero no podrá cambiarse el nombre o los apellidos en España, a menos que obtengan la nacionalidad española. Cuando esto sucede, surge en ocasiones el problema de conservación de un único apellido, ya que hay países en donde sólo se tiene uno.

En España la ley señala que la filiación determina los apellidos, y por lo tanto, siempre que exista una filiación determinada, se deberá tener tanto apellidos de la rama paterna como de la rama materna, otorgando la norma la posibilidad de alterar dicho orden. Siendo esto así, cuando un extranjero que bajo la ley de su país tiene sólo un apellido adquiere la nacionalidad española, se encuentra ante la tesitura de tener que adquirir un segundo apellido, causando esto también problemas a la hora de identificarse puesto que tendrá identidades distintas en función de la nacionalidad utilizada.

A continuación, nuestros abogados expertos en cambios de nombre y apellidos nos explican las posibilidades y cómo funciona este asunto.

En este artículo encontrarás..

Conservación o no del apellido único al obtener la nacionalidad
Diferencia de apellidos según la nacionalidad utilizada

Conservación de un único apellido al obtener la nacionalidad española

Conservación de un único apellido al obtener la nacionalidad española

Conservación o no del apellido único al obtener la nacionalidad

Son varios preceptos los que recoge la ley que afectan al nombre y apellidos de extranjeros cuando obtienen la nacionalidad.

Uno de lo más controvertidos es un artículo que recoge el Reglamento del Registro Civil que señala textualmente: “El que adquiere la nacionalidad española conservará los apellidos que ostente en forma distinta de la legal, siempre que así lo declare en el acto de adquirirla, o dentro de los 2 meses siguientes a la adquisición o a la mayoría de edad.

Esto supondría que un extranjero, al obtener la nacionalidad, podría ser español y ostentar, por ejemplo, un sólo apellido. En este caso concreto es en el que nos vamos a centrar en la siguiente explicación.

Esto, que en principio iría en contra de la legislación española que exige que se señale tanto la filiación paterna como la materna en los apellidos, podría llegar a ser admitido ya que se manifiesta que puede conservar sus apellidos de forma distinta a la legal.

Sin embargo, en la práctica existe una resolución del organismo encargado de los cambios de apellidos, la Dirección General de los Registros y el Notariado, en donde señalan que no cabe la conservación prevista en el artículo explicado anteriormente si los apellidos resultantes van en contra del orden público español, lo que sucede cuando, estando determinada la filiación por ambas líneas, los apellidos atribuidos provienen de una sola de ellas.

Hay que tener en cuenta que es doctrina constante de dicho organismo el carácter de orden público de la duplicidad de líneas.

Diferencia de apellidos según la nacionalidad utilizada

Lo explicado anteriormente podría suponer que alguien que ostente la doble nacionalidad, puede tener una identificación con un sólo apellido en un país, y otra con dos apellidos en España, ¿es esto posible?

Señala la Dirección General de los Registros y el Notariado que cuando el interesado está inscrito en otro registro civil extranjero con diferentes apellidos, la legislación española admite que este hecho, que afecta al estado civil de un español según una ley extranjera, puede ser objeto de anotación registral con valor simplemente informativo.

Esta anotación servirá para poner en relación el contenido de los registros español y extranjero y para disipar dudas en cuanto a la identidad del interesado. Además, si el interesado llega a justificar haber seguido utilizando utilizando habitualmente sus apellidos anteriores después de la adquisición de la nacionalidad española, también podría hacerse constar expresamente en el Registro que el inscrito usa habitualmente y es conocido por los apellidos solicitados.

Referencias

Reglamento del Registro Civil

Sánchez Bermejo Abogados

A través de nuestros abogados de Málaga te ofrecemos resolución a tus consultas legales, defensa en tribunales, apoyo jurídico de todo tipo para empresas y particulares, divorcios y separaciones, asesoramiento fiscal y tributario, expedientes de extranjería, conflictos de derecho internacional, asesoramiento laboral, derecho bancario y de seguros, reclamación de cláusulas suelo, derecho animal y del medio ambiente, gestión y asesoramiento inmobiliario y mucho más. Nuestras oficinas están en Málaga, y prestamos servicio a toda España. Consúltanos.


Soluciones legales

Deja un Comentario o Consulta