Separación judicial

En la legislación española se establece la posibilidad de realizar, aquellas parejas que lo deseen, una separación judicial. La separación es una situación intermedia entre el matrimonio y el divorcio.

En la separación judicial, el vínculo matrimonial sigue existiendo, pero se extinguen la mayoría de los derechos y obligaciones que este genera.

En Sánchez Bermejo Abogados somos abogados de familia con mucha experiencia, así que si te encuentras en una situación complicada y necesitas acudir a la vía judicial para realizar una separación, contacta con nosotros.

En este artículo encontrarás..

Quién puede separarse judicialmente
Cómo realizar la separación
Otorgamiento de la separación
Sentencia o decreto de separación
Reconciliacion

Separación judicial

Quién puede separarse judicialmente

separación judicial

El Código Civil señala que se podrá decretar judicialmente la separación cuando existan hijos menores no emancipados o con la capacidad modificada judicialmente que dependan de sus progenitores, cualquiera que sea la forma de celebración del matrimonio:

  • A petición de ambos cónyuges o de uno con el consentimiento del otro. Siempre que hayan transcurrido al menos 3 meses desde la celebración del matrimonio.

  • A petición de uno solo de los cónyuges- También tienen que haber transcurrido 3 meses desde la celebración del matrimonio, pero no será necesario que pase este plazo si se acredite la existencia de un riesgo para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o libertad e indemnidad sexual del cónyuge demandante o de los hijos de ambos o de cualquiera de los miembros del matrimonio.

A la demanda se le debe acompañar propuesta fundada de las medidas que hayan de regular los efectos derivados de la separación.

Cómo realizar la separación

Los cónyuges pueden acordar su separación mediante la elaboración de un convenio regulador ante el Secretario judicial o en escritura pública ante Notario, en el que, junto a la voluntad inequívoca de separarse, se determinen las medidas que hayan de regular los efectos derivados de la separación.

Los funcionarios diplomáticos o consulares, en ejercicio de las funciones notariales que tienen atribuidas, no podrán autorizar la escritura pública de separación.

Otorgamiento de la separación

Los cónyuges deben intervenir en el otorgamiento de modo personal prestando su consentimiento ante el Secretario judicial o Notario. Además, deben estar asistidos por abogado en ejercicio.

Igualmente los hijos mayores o menores emancipados deberán otorgar el consentimiento ante el Secretario judicial o Notario respecto de las medidas que les afecten por carecer de ingresos propios y convivir en el domicilio familiar.

No será de aplicación cuando existan hijos menores no emancipados o con la capacidad modificada judicialmente que dependan de sus progenitores.

Sentencia o decreto de separación

La sentencia o decreto de separación o el otorgamiento de la escritura pública del convenio regulador que la determine, producen la suspensión de la vida común de los casados y cesa la posibilidad de vincular bienes del otro cónyuge en el ejercicio de la potestad doméstica.

Tenemos aquí por tanto dos de los principales efectos de la separación judicial, deja de existir la obligación de vivir en el domicilio conyugal y se liquida el régimen económico matrimonial. Otro efecto importante es el relativo a las herencias, ya que se pierden los derechos del cónyuge viudo.

Los efectos de la separación matrimonial se producen desde la firmeza de la sentencia o decreto que así la declare o desde la manifestación del consentimiento de ambos cónyuges otorgado en escritura pública. Se remitirá testimonio de la sentencia o decreto, o copia de la escritura pública al Registro Civil para su inscripción, sin que, hasta que esta tenga lugar, se produzcan plenos efectos frente a terceros de buena fe.

Reconciliación

Otra de las grandes diferencias entre la separación judicial y el divorcio es el hecho de poder existir reconciliación. La reconciliación pone fin al procedimiento de separación y deja sin efecto lo resuelto en él, pero ambos cónyuges separadamente deberán ponerlo en conocimiento del Juez que entienda o haya entendido en el litigio.

Hay que tener en cuenta que aún así, mediante resolución judicial, serán mantenidas o modificadas las medidas adoptadas en relación a los hijos, cuando exista causa que lo justifique.

Cuando la separación tenga lugar sin intervención judicial, la reconciliación deberá formalizase en escritura pública o acta de manifestaciones.

La reconciliación deberá inscribirse, para su eficacia frente a terceros, en el Registro Civil correspondiente.

Sánchez Bermejo Abogados

A través de nuestros abogados de Málaga te ofrecemos resolución a tus consultas legales, defensa en tribunales, apoyo jurídico de todo tipo para empresas y particulares, divorcios y separaciones, asesoramiento fiscal y tributario, expedientes de extranjería, conflictos de derecho internacional, asesoramiento laboral, derecho bancario y de seguros, reclamación de cláusulas suelo, derecho animal y del medio ambiente, gestión y asesoramiento inmobiliario y mucho más. Nuestras oficinas están en Málaga, y prestamos servicio a toda España. Consúltanos.


Soluciones legales

Deja un Comentario o Consulta